La mascara - elena-con-h-muda

La mascara

Todos llevamos una mascara, bueno desde el inconsciente se crea esta con ello, yo y superyo, la diferencia es cómo la llevamos y que tan falsa nos la sabemos. En mí caso, y discúlpenme si sólo hablo de mí es sólo que no tengo más parámetros para explicar, desde pequeña he fingido, recuerdo que escuchaba la platica de mi madre y mi abuela diciendo lo bien que me portaba y lo buena niña que era, no era difícil seguirles el cuento. Es fácil engañar a la gente y dar una cara por otra. En la primaria también fingía, fingía que me divertía con los demás que me importaba ser parte del grupo, pero siempre que podía me escapaba a estar sola, a hablar con los azotadores o a comerme los colorines que me habían dicho que eran venenosos,o a leer en un oscuro rincón de la sala de computo. La verdad nunca me gustado la gente, ni yo con ellos, ni como soy cuando hay gente a mi alrededor ni como soy sin ellos. Me veo enfrente del espejo y simplemente no me reconozco, veo mis fotos recientes y antiguas, y justo en las que parezco más feliz son en las que me lleva la chingada, hasta la fecha aun no hay nadie que pueda decifrarme la mirada, es fácil engañar cuando se práctica todo el tiempo, sería una buena actriz. Son ´pocas las personas que me conocen en realidad, tal vez quien haya leído esto me conozca más que mucha gente a la que siento cercana y es porque aquí no hay jueces. Sigamos con las mascaras, todo esto nos lleva al punto de quienes somos realmente y quienes queremos ser, nadie se comporta como realmente es , más bien se comporta cómo le gustaría ser, nadie es amable por naturaleza, sino no pensaríamos tantas chigaderas de los demás. Es bastante interesante cómo jugamos con nuestros propios deseos y limites, porque si bien fingimos ser lo que queremos ser, a veces la realidad le gana a la mascara, cómo simple hecho de estudiar o de trabajar o de hacer las cosas bien, nos gana nuestro verdadero yo y todo eso se va a la chingada. Me la he pasado diciendo que, que fácil es engañar, fingir, pero temo decir que he mentido , que la gente no me quiera ver cómo realmente soy no sé si sea un merito de mi parte. La verdad no es fácil fingir todo el tiempo es cansado y doloroso, hasta el momento util, hasta que cometes el ERROR, y tu credibilidad se va al fondo, pero valla lo haces tan bien que parece ser que te vuelven a creer.
There are no comments »
Loading… Loading comments…Please wait

Leave comment as:

          Loading

Write down the characters shown in the following image, differentiating lower and upper case letters